top of page

¿Tuviste sexo sin condón en año nuevo? Esta semana es importante.

Hablemos de sexo sin condón, VIH, periodo de ventana y pruebas de VIH de cuarta generación.

Sexo en Calma

Omar Ramos

Autor y comunicador social.

La fiesta, la euforia, el alcohol, el uso de sustancias, el after en algún lugar de encuentro y lo desinhibidos que nos podemos sentir en ese momento, nos puede llevar a tener sexo sin condón. Pasa, pasa más seguido de lo que creemos y seguirá pasando, cada vez con más frecuencia ¿Por qué? Gracias a métodos de prevención como la PrEP, por mensajes como Indetectable = Intransmisible, por el acceso a la información. Como siempre, no lo digo yo, lo dice todo lo que escucho y observo en mi entorno meramente de hombres gays y que tienen sexo con hombres.


Pero, si tú no estás en PrEP, no sabes el estado serológico de tus parejas sexuales, no tienes mucha información sobre VIH y otras ITS y aún así, tuviste sexo sin condón ¿Qué hacer? Primero, saber que pasa, pasa más seguido de lo que crees. Después, tranquilizarte y comenzar a buscar información adecuada y puntal sobre lo que puedes hacer al respecto (si es que quieres hacer algo al respecto).

Si es una situación que te comienza a generar mucha ansiedad por temas de transmisión de ITS, habrá que tener información sobre pruebas de detección y atención médica en caso de presentar algún síntoma: si alguno es distinto en tu cuerpo, asiste al médico. Y sobre las pruebas de detección, sería fundamental tener conocimiento sobre el tipo de pruebas rápidas qué existen y su periodo de ventana.


El bendito periodo de ventana… suficiente valor toma la decisión de hacerse pruebas de detección, como para preocuparse del conteo de los días para hacerse dichas pruebas, pero sí, es muy importante y la realidad es que no hemos obtenido la información adecuada para hacernos pruebas de detección de la forma correcta.


El periodo de ventana es el número de días entre el momento en que tuviste una “práctica de riesgo” (lo pongo en comillas porque no estoy de todo conforme con el término, pero para efectos prácticos, funciona) y el momento en que las pruebas pueden detectar anticuerpos frente a algún virus. Tenemos que aprender a hacernos pruebas de detección de ITS de forma más eficaz, teniendo en cuenta los periodos de ventana.


En esta ocasión nos enfocaremos en el VIH. En la Guía para la detección del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH), publicada por Censida en 2018, indica que gracias a las características de las pruebas de VIH de cuarta generación (pruebas que “incluyen anticuerpos para detectar el antígeno p24, permitiendo la detección de la infección por VIH1 previo a la seroconversión”), tienen un periodo de ventana de dos semanas, o 15 días.


Es decir, si preñaste o te preñaron en año nuevo, una o varias veces, esta semana que comienza es la adecuada para hacerte una prueba de detección de VIH de cuarta generación, si así lo necesitas. Y lo mismo pasa el 14 de febrero, el orgullo, Halloween, etc. Tener presente el periodo de ventana para hacernos nuestras pruebas de detección, es parte de todo el paquete de tener prácticas sexuales informadas, responsables y por ende, más placenteras.


Y si necesitas pruebas de detección, ahí está Calma.

19 visualizaciones0 comentarios
bottom of page